Manuales del Propietario de Coches

Fiat Tipo: Sistemas de seguridad activa

Fiat Tipo | Fiat Tipo Manual del propietario | Seguridad | Sistemas de seguridad activa

El vehículo está equipado con los siguientes dispositivos de seguridad activa:

  • ABS (Anti-lock Braking System);
  • DTC (Drag Torque Control);
  • ESC (Electronic Stability Control);
  • TC (Traction Control);
  • PBA (Panic Brake Assist);
  • HHC (Hill Hold Control);
  • ERM (Electronic Rollover Mitigation);
  • TSC (Trailer Sway Control).

Para más información sobre el funcionamiento de los sistemas, ver lo descrito a continuación.

SISTEMA ABS (Anti-lock Braking System)

Es un sistema que forma parte del sistema de frenos y evita, sea cual sea el estado del firme de la carretera y la intensidad de la acción de frenado, el bloqueo de una o varias ruedas impidiendo que patinen, con el fin de garantizar el control del vehículo incluso durante una frenada de emergencia y reduciendo la distancia de frenado.

El sistema interviene en frenada cuando las ruedas están a punto de bloquearse, en condiciones de frenada de emergencia o de baja adherencia, cuando los bloqueos pueden ser más frecuentes.

El sistema también aumenta la capacidad de control y la estabilidad del vehículo cuando se frena en una superficie con diferentes tipos de adherencia entre las ruedas del lado derecho e izquierdo o en curva.

Completa el sistema el EBD (Electronic Braking Force Distribution) que distribuye la acción de frenado entre las ruedas delanteras y traseras.

Intervención del sistema

La intervención del ABS se indica a través de una ligera pulsación del pedal de freno y un ruido: se trata de un comportamiento completamente normal del sistema en fase de intervención.

SISTEMA DTC (Drag Torque Control)

El sistema evita el bloqueo de las ruedas motrices que podría verificarse, por ejemplo, si se suelta de improviso el pedal del acelerador o se baja de marcha bruscamente en condiciones de escasa adherencia. En esa situación, el efecto de frenado del motor podría causar el deslizamiento de las ruedas motrices con la consiguiente pérdida de estabilidad del vehículo. Cuando el sistema DTC detecta este inconveniente, aumenta la velocidad del motor para mantener la estabilidad y las condiciones de estabilidad.

SISTEMA ESC (Electronic Stability Control)

El sistema ESC mejora el control de la dirección y la estabilidad del vehículo en diferentes condiciones de conducción.

El sistema ESC corrige el subviraje y el sobreviraje del vehículo, repartiendo el frenado en las ruedas de manera adecuada. Además, el par suministrado por el motor puede reducirse para mantener el control del vehículo.

El sistema ESC utiliza sensores instalados en el vehículo para interpretar la trayectoria que el conductor desea seguir y la compara con la real del vehículo. Cuando la trayectoria deseada y la real son diferentes, el sistema ESC interviene contrarrestando el subviraje o el sobreviraje del vehículo.

  • Sobreviraje: se produce cuando el vehículo gira más de lo debido para el ángulo del volante realizado.
  • Subviraje: se produce cuando el vehículo gira menos de lo debido para el ángulo del volante realizado.

Intervención del sistema

La intervención del sistema se indica mediante el parpadeo del testigo en el cuadro de instrumentos, para informar al conductor de que el vehículo está en condiciones críticas de estabilidad y adherencia.

SISTEMA TC (Traction Control)

El sistema actúa automáticamente en caso de deslizamiento, de pérdida de adherencia sobre firme mojado (aquaplaning) y de aceleración sobre superficies deslizantes, nevadas o heladas, etc. de una o ambas ruedas motrices En función de las condiciones de deslizamiento, se activan dos lógicas de control diferentes:

  • si el deslizamiento afecta a las dos ruedas motrices, el sistema actúa reduciendo la potencia transmitida por el motor;
  • si el deslizamiento sólo afecta a una de las dos ruedas motrices, la función BLD (Brake Limited Differential) se activa frenando automáticamente la rueda que patina (se simula el comportamiento de un diferencial autoblocante). Esto determinará un aumento de trasferencia del par motor a la rueda que no patina. Esta función permanece activa también si se seleccionan las modalidades "Sistemas parcialmente deshabilitados" y "Sistemas deshabilitados" (ver lo descrito en las páginas siguientes).

Intervención del sistema

La intervención del sistema se indica mediante el parpadeo del testigo en el cuadro de instrumentos, para informar al conductor de que el vehículo está en condiciones críticas de estabilidad y adherencia.

SISTEMA PBA (Panic Brake Assist)

El sistema PBA se ha diseñado para optimizar la capacidad de frenado del vehículo durante una frenada de emergencia.

El sistema detecta la frenada de emergencia monitorizando la velocidad y la fuerza con la que se pisa el pedal del freno y aplica, en consecuencia, la presión óptima en los frenos. Esto puede ayudar a reducir la distancia de frenado: el sistema PBA complementa así el sistema ABS.

Se logra la máxima asistencia del sistema PBA al pisar muy rápidamente el pedal del freno. Asimismo, para obtener la máxima funcionalidad del sistema, es necesario pisar continuamente el pedal del freno durante la frenada, evitando pisarlo intermitentemente. No reducir la presión en el pedal del freno hasta que ya no sea necesario frenar.

El sistema PBA se desactiva cuando se suelta el pedal del freno.

SISTEMA HHC (Hill Hold Control)

Forma parte del sistema ESC y facilita el arranque en subida, activándose automáticamente en los siguientes casos:

  • en subida: con el vehículo parado en una carretera con una pendiente superior al 5%, motor arrancado, freno pisado y cambio en punto muerto o con una marcha engranada que no sea la marcha atrás;
  • en bajada: con el vehículo parado en una carretera con una pendiente superior al 5%, motor arrancado, freno pisado y marcha atrás engranada.

En fase de aceleración la centralita del sistema ESC mantiene la presión de frenado en las ruedas hasta que se alcanza el par motor necesario para el arranque, o en cualquier caso durante un tiempo máximo de 2 segundos, permitiendo pasar fácilmente el pie derecho del freno al acelerador.

Pasados 2 segundos, si no se ha efectuado la puesta en marcha, el sistema se desactiva automáticamente disminuyendo poco a poco la presión de frenado. Durante esta fase puede escucharse un ruido típico del desenganche mecánico de los frenos, que indica el inminente movimiento del vehículo.

SISTEMA ERM (Electronic Rollover Mitigation)

El sistema controla la tendencia a la elevación de las ruedas del suelo en caso de que el conductor efectúe maniobras extremas como al evitar repentinamente un obstáculo, sobre todo en carreteras en mal estado.

Si se producen estas condiciones, en el cuadro de instrumentos parpadea el testigo y el sistema, ajustando los frenos y la potencia del motor, reduce la posibilidad de que las ruedas se levanten del suelo. Sin embargo, no se puede evitar la tendencia al vuelco del vehículo si el fenómeno se debe a causas como la conducción en pendientes laterales pronunciadas o el impacto contra objetos u otros vehículos.

SISTEMA TSC (Trailer Sway Control)

El sistema utiliza una serie de sensores situados en el vehículo para detectar el exceso de derrape del remolque y tomar las precauciones necesarias para detenerlo.

Para compensar el efecto del derrape del remolque, el sistema puede reducir la potencia del motor e intervenir en las ruedas correspondientes. Al detectar un exceso de derrape del remolque, el sistema TSC se activa automáticamente.

Intervención del sistema

Cuando el sistema está activo, en el cuadro de instrumentos parpadea el testigo , la potencia del motor se reduce y puede observarse que alguna de las ruedas frena, debido al intento de detener el derrape del remolque.

ADVERTENCIA

Cuando el ABS está interviniendo y se notan las pulsaciones en el pedal del freno, no disminuir la presión y seguir pisando el pedal sin ningún temor; de este modo, el espacio de frenada será el mínimo posible permitido por el estado del firme de la calzada.

Para obtener el máximo rendimiento del sistema de frenos, es necesario recorrer 500 km aproximadamente para su ajuste: durante este período no se debe frenar de manera brusca, continua o prolongada.

Si el ABS interviene, significa que se está alcanzando el límite de adherencia entre los neumáticos y el firme de la carretera: será necesario disminuir la velocidad para adaptar la marcha a la adherencia disponible.

El sistema ABS no puede contrariar las leyes naturales de la física ni aumentar la adherencia permitida por el estado de la calzada.

El sistema ABS no puede evitar los accidentes, incluidos aquellos debidos a una velocidad excesiva en curva, al conducir sobre superficies con baja adherencia o en caso de aquaplaning.

Las capacidades del sistema ABS no deben probarse de manera irresponsable y peligrosa, comprometiendo la seguridad del conductor y de los demás ocupantes.

Para el funcionamiento correcto del sistema ABS es indispensable que los neumáticos sean de la misma marca y del mismo tipo en todas las ruedas, que estén en buen estado y sobre todo que respeten el tipo y las dimensiones indicadas.

El sistema ESC no puede modificar las leyes naturales de la física ni aumentar la adherencia según las condiciones de la calle.

El sistema ESC no puede evitar los accidentes, incluidos aquellos debidos a una velocidad excesiva en curva, al conducir sobre superficies con baja adherencia o en caso de aquaplaning.

Las funciones del sistema ESC nunca deben probarse de manera irresponsable y peligrosa, comprometiendo la seguridad de todos los usuarios de la carretera

Para el funcionamiento correcto del sistema ESC es indispensable que los neumáticos sean de la misma marca y del mismo tipo en todas las ruedas, que estén en buen estado y sobre todo que respeten el tipo y las dimensiones indicadas.

Las prestaciones del sistema ESC no deben inducir al conductor a correr riesgos inútiles e innecesarios. El estilo de conducción debe adaptarse siempre al estado de la calzada, a la visibilidad y al tráfico. La responsabilidad de la seguridad en carretera corresponde siempre al conductor.

Para el funcionamiento correcto del sistema TC es indispensable que los neumáticos sean de la misma marca y del mismo tipo en todas las ruedas, que estén en buen estado y sobre todo que respeten el tipo y las dimensiones indicadas.

Las prestaciones del sistema TC no deben inducir al conductor a correr riesgos inútiles e innecesarios. El estilo de conducción debe adaptarse siempre al estado de la calzada, a la visibilidad y al tráfico. La responsabilidad de la seguridad en carretera corresponde siempre al conductor.

El sistema TC no puede modificar las leyes naturales de la física ni aumentar la adherencia permitida por el estado de la calzada.

El sistema TC no puede evitar los accidentes, incluidos aquellos debidos a una velocidad excesiva en curva, al conducir sobre superficies con baja adherencia o en caso de aquaplaning.

Las funciones del sistema TC nunca deben probarse de manera irresponsable y peligrosa, comprometiendo la seguridad propia y de todos los usuarios de la carretera.

El sistema PBA no puede modificar las leyes naturales de la física ni aumentar la adherencia permitida por el estado de la calzada.

El sistema PBA no puede evitar los accidentes, incluidos aquellos debidos a una velocidad excesiva en curva, al conducir sobre superficies con baja adherencia o en caso de aquaplaning.

Las capacidades del sistema PBA nunca deben probarse de manera irresponsable y peligrosa, comprometiendo la seguridad del conductor, de los demás ocupantes a bordo del vehículo y de todos los demás usuarios de la carretera.

El sistema Hill Hold Control no es un freno de estacionamiento, por lo tanto, no abandonar el vehículo sin haber accionado el freno de mano, apagado el motor y haber engranado la primera marcha dejando así parado el vehículo en condiciones de seguridad (para más información ver lo descrito en el apartado "En parada" del capítulo "Arranque y conducción").

Pueden haber situaciones con pendientes poco pronunciadas (inferiores al 8%), en condiciones de vehículo cargado, en las que el sistema Hill Hold Control podría no activarse y causar un ligero retraso y aumentando así el riesgo de una colisión con otro vehículo o un objeto. La responsabilidad de la seguridad en carretera corresponde siempre al conductor.

Las prestaciones de un vehículo equipado con ERM no deben ponerse a prueba de una manera imprudente y peligrosa, con la posibilidad de afectar a la seguridad del conductor y de otras personas.

En caso de tracción de remolques se recomienda siempre, durante la guía, la máxima cautela. No superar nunca las cargas máximas admitidas (ver el apartado "Pesos" en el capítulo "Datos técnicos").

El sistema TSC no es capaz de parar el patinazo de cualquier remolque. Si el sistema se activa durante la marcha, aminorar la velocidad, detener el vehículo en un lugar seguro y colocar correctamente la carga para impedir que el remolque derrape.

    LEER SIGUIENTE:

     Sistemas de asistencia a la conducción

    SISTEMA FULL BRAKE CONTROL (donde esté presente) El sistema Full Brake Control es un sistema auxiliar que ayuda al conductor a evitar colisiones con los vehículos que van delante. No sustituye al

     Cinturones de seguridad

    Todas las plazas de los asientos del vehículo disponen de cinturones de seguridad de tres puntos de anclaje con el enrollador correspondiente. El mecanismo del enrollador actúa bloqueando la cinta

     Sistema SBR (Seat Belt Reminder)

    (para versiones/países donde esté previsto) El sistema SBR recuerda a los pasajeros de los asientos delanteros y traseros (donde estén presentes) que no se han abrochado su cinturón de seguridad.

    VER MAS:

     Toyota Auris. Asientos delanteros

    Procedimiento de ajuste Palanca de ajuste de la posición del asiento Palanca de ajuste del ángulo del respaldo del asiento Palanca de ajuste de la altura vertical (si está instalada) Interruptor de ajuste del apoyo lumbar (si está instalado) ADVERTENCIA ■ Al ajustar la posición

     Toyota Auris. Asientos traseros

    Los respaldos de los asientos traseros pueden abatirse. Abatimiento de los respaldos de los asientos traseros 1. Mueva los asientos delanteros hacia delante. 2. Guarde el reposabrazos trasero. (si está instalado) 3. Guarde la hebilla del cinturón de seguridad central trasero. 4. Baje el apoyacab

    Manuales para autos


    Nuevo | Top | Mapa del sitio | Buscar | © 2020-2021 www.cmanes.net 0.0135