Manuales del Propietario de Coches

Fiat Tipo: Procedimientos de mantenimiento

Las páginas siguientes contienen las normas sobre el mantenimiento necesario previsto por el personal técnico que ha diseñado el vehículo.

Además de estas indicaciones para el mantenimiento especificadas en el mantenimiento programado ordinario, hay otros componentes que podrían necesitar reparaciones o sustituciones durante el ciclo de vida del vehículo.

ACEITE MOTOR

Control del nivel de aceite motor

Para garantizar la correcta lubricación del motor es indispensable que el aceite se mantenga siempre al nivel prescrito (ver el apartado "Compartimento del motor" en este capítulo).

FILTRO DE ACEITE MOTOR

Sustitución del filtro de aceite motor

El filtro de aceite motor debe sustituirse cada vez que se sustituye el aceite motor.

Para la sustitución se recomienda utilizar un recambio original, diseñado especialmente para este vehículo.

FILTRO DE AIRE

Sustitución del filtro de aire

Para más información sobre los intervalos de mantenimiento correctos, consultar el "Plan de Mantenimiento Programado".

Para la sustitución se recomienda utilizar un recambio original, diseñado especialmente para este vehículo.

MANTENIMIENTO DEL SISTEMA DE AIRE ACONDICIONADO

Para garantizar las mejores prestaciones, el sistema de aire acondicionado debe comprobarse y someterse a mantenimiento en la Red de Asistencia Fiat al principio del verano.

CRISTALES

Si la función de descongelación está activada, prestar atención a la temperatura del cristal durante la limpieza de la luneta térmica y tener cuidado de que los niños no toquen la superficie calefactada. El cristal podría estar caliente.

No utilizar un detergente abrasivo para limpiar la superficie de los cristales.

No utilizar rasquetas o herramientas puntiagudas que podrían rayar los cristales.

Para limpiar el espejo retrovisor, pulverizar el producto detergente en el paño que se desea utilizar para la limpieza. No pulverizar el detergente directamente en el cristal.

Las etiquetas en el cristal, si están presentes, podrían despegarse al limpiarlo con agua caliente.

LIMPIAPARABRISAS

Sustitución de las escobillas del limpiaparabrisas

Realizar las siguientes operaciones:

  • levantar el brazo del limpiaparabrisas, pulsar el botón 1 fig. 169 del muelle de enganche y extraer la escobilla del brazo;

Fiat Tipo. Procedimientos de mantenimiento

  • montar la nueva escobilla, insertando la lengüeta en el alojamiento específico del brazo y asegurándose de que queda bloqueada;
  • bajar el brazo del limpiaparabrisas en el cristal.

ADVERTENCIA No accionar el limpiaparabrisas con las escobillas levantadas del cristal.

Lavaparabrisas

Los pulverizadores del lavaparabrisas son fijos fig. 170. Si el chorro no sale, comprobar en primer lugar que haya líquido en el depósito del lavaparabrisas (ver el apartado "Compartimento del motor" en este capítulo). En cualquier caso, utilizar solamente el líquido indicado; no usar sólo agua.

Fiat Tipo. Procedimientos de mantenimiento

A continuación, comprobar que los orificios de salida no estén obstruidos; si así fuera, utilizar una aguja para destaparlos.

SISTEMA DE ESCAPE

Un mantenimiento correcto del sistema de escape del motor representa la protección mejor contra las filtraciones de monóxido de carbono en el habitáculo.

CAMBIO AUTOMÁTICO

(donde esté presente)

Utilizar únicamente aceite del cambio con las mismas características que las indicadas en la tabla "Líquidos y lubricantes" (ver el capítulo "Datos técnicos").

Aditivos especiales

No añadir ningún tipo de aditivos al aceite del cambio automático. El aceite del cambio automático es un producto específicamente preparado para este vehículo y sus prestaciones pueden verse reducidas o alteradas por el añadido de otros aditivos.

Evitar el uso de sellantes para cambios ya que podrían perjudicar la eficacia de las juntas del cambio automático.

ADVERTENCIA No utilizar sustancias químicas para lavar el cambio: podrían dañar sus componentes.

Frecuencia de los cambios de aceite

En condiciones de funcionamiento normales del vehículo no es necesario sustituir el aceite del cambio.

Si se detectan pérdidas de aceite o anomalías en el funcionamiento del cambio, acudir a la Red de Asistencia Fiat para que realicen la comprobación.

ADVERTENCIA Conducir el vehículo con un nivel de aceite demasiado bajo puede provocar graves daños al cambio.

ADVERTENCIA

El sistema de aspiración del aire (filtro de aire, tubos de goma, etc.) puede llevar a cabo una función de protección en caso de retornos de llama del motor. NO DESMONTAR este sistema salvo para poder realizar intervenciones de reparación o mantenimiento. Antes de poner en marcha el motor, asegurarse de que el sistema no esté desmontado: el incumplimiento de esta precaución puede ocasionar lesiones graves.

Las emisiones de escape son muy peligrosas y pueden resultar mortales. De hecho, contienen monóxido de carbono, un gas incoloro e inodoro que, si se inhala, puede ocasionar desmayos o envenenamientos.

El sistema de escape puede alcanzar elevadas temperaturas y puede provocar un incendio en caso de que se aparque el vehículo sobre materiales inflamables.

También la hierba o las hojas secas pueden incendiarse si entran en contacto con el sistema de escape. Evitar estacionar el vehículo o utilizarlo donde el sistema de escape pueda entrar en contacto con material inflamable.

ADVERTENCIA

Se recomienda encargar a la Red de Asistencia Fiat el mantenimiento del vehículo. De todos modos, para llevar a cabo las operaciones periódicas normales y las pequeñas intervenciones de mantenimiento en el vehículo de manera autónoma, se recomienda utilizar herramientas adecuadas, recambios originales y los líquidos necesarios. Si no se dispone de las competencias adecuadas, no efectuar ningún tipo de intervención.

Un mantenimiento inadecuado del vehículo o la no realización de intervenciones y reparaciones (si son necesarias) pueden dar lugar a reparaciones más costosas, ocasionar daños a otros componentes o tener un impacto negativo en las prestaciones del vehículo. Acudir inmediatamente a un taller de la Red Asistencial de Fiat para que examinen las posibles anomalías de funcionamiento.

El vehículo está equipado con líquidos optimizados para proteger las prestaciones, duración y prolongar los intervalos de mantenimiento. No utilizar sustancias químicas para lavar estos componentes, ya que podrían dañar el motor, el cambio o el sistema de climatización. Estos daños no están cubiertos por la garantía del vehículo. Si es necesario realizar un lavado a causa del mal funcionamiento de un componente, usar exclusivamente el líquido específico para dicho procedimiento.

Una cantidad excesiva o insuficiente de aceite dentro de la base es extremadamente dañina para el motor.

Prestar atención a mantener un nivel adecuado.

Solicitar el uso exclusivo de refrigerantes y lubricantes para compresores aprobados e idóneos para el sistema de aire acondicionado específico del vehículo. Algunos refrigerantes no aprobados son inflamables y podrían explotar, con riesgo de lesiones. El uso del refrigerante o lubricantes no aprobados puede también comprometer la eficiencia del sistema, haciendo que sean necesarias reparaciones costosas.

El sistema de aire acondicionado contiene refrigerante y alta presión: para evitar daños a personas o al sistema, en caso de necesitar llenar con refrigerante o realizar cualquier reparación que requiera la desconexión de los tubos debe ser realizada por la Red Asistencial de Fiat.

Los vehículos equipados con conversor catalítico deben estar alimentados exclusivamente con gasolina sin plomo. La gasolina con plomo dañaría irremediablemente el catalizador y anularía su función de reducción de las emisiones contaminantes, perjudicando seriamente las prestaciones del motor y dañándolo sin posibilidad de reparación. Si el motor no funciona correctamente, sobre todo en caso de encendido irregular o prestaciones inferiores, acudir de inmediato a la Red de Asistencia Fiat. El funcionamiento prolongado y anómalo del motor puede provocar el sobrecalentado del catalizador y, como consecuencia, el posible daño del mismo y del vehículo.

El uso del aceite del cambio diferente del prescrito podría comprometer la calidad de los cambios de marcha y/o provocar vibraciones anómalas del mismo cambio.

Elevación del vehículo

En caso de que sea necesario elevar el vehículo, acudir a la Red de Asistencia Fiat, que está equipada con puentes elevadores y gatos de taller.

Los puntos de elevación están marcados en los laterales del vehículo con los símbolos (ver la ilustración en fig. 171 ).

Fiat Tipo. Elevación del vehículo

    LEER SIGUIENTE:

     Ruedas y neumáticos

    LLANTAS Y NEUMÁTICOS Para más información sobre el tipo de llantas y neumáticos montados en el vehículo, ver lo descrito en el apartado "Ruedas" en el capítulo "Datos técnicos". CADENAS DE NIE

     Carrocería

    CONSERVACIÓN DE LA CARROCERÍA Pintura En caso de abrasiones o arañazos profundos, realizar inmediatamente los retoques necesarios para evitar la formación de óxido. El mantenimiento de la pintur

     Interiores

    Comprobar periódicamente el estado de limpieza de los interiores del vehículo, debajo de las alfombrillas, para evitar que la chapa se oxide. ASIENTOS Y PARTES TAPIZADAS Quitar el polvo con un cepi

    VER MAS:

     Toyota Auris. Conducción del vehículo

    Para garantizar la seguridad en la conducción se deberán seguir los procedimientos que se detallan a continuación: Conducción 1. Coloque la posición del cambio en D mientras pisa el pedal del freno. 2. Libere el freno de estacionamiento. 3. Suelte gradualmente el pedal del freno y pise suaveme

     Toyota Auris. Arrastre de un remolque

    Para este modelo, únicamente los vehículos con un paquete de remolque pueden remolcar otro vehículo. Antes del remolque, compruebe el peso bruto combinado del vehículo y el peso bruto del vehículo indicados en la etiqueta de información (etiqueta del fabricante) para comprobar si su vehículo

    Manuales para autos


    Nuevo | Top | Mapa del sitio | Buscar | © 2020-2021 www.cmanes.net 0.0154