Manuales del Propietario de Coches

Kia Forte: Cuidado del aspecto general

Kia Forte | Kia Forte Manual del propietario | Mantenimiento | Cuidado del aspecto general

Cuidado del exterior

Precauciones generales para el exterior

Cuando utilice algún limpiador o abrillantador químico, es muy importante seguir las instrucciones del fabricante Lea todas las indicaciones precautorias que aparezcan en la etiqueta.

Mantenimiento del acabado

Lavado

Para proteger el acabado del vehículo contra la corrosión y el deterioro, lávelo a fondo y con frecuencia, al menos una vez al mes con agua templada o fría.

Si ha circulado fuera de la carretera, debe lavarlo después de cada trayecto.

Preste especial atención a retirar toda acumulación de sal, polvo, barro y demás materias extrañas. Asegúrese de que los orificios de desagüe de los bordes inferiores de las puertas y de los paneles de los estribos están limpios y sin obstruir.

Los insectos, el alquitrán, la savia de los árboles, las deyecciones de los pájaros, la contaminación industrial y otras adherencias pueden dañar el acabado del vehículo si no se retiran inmediatamente.

Puede que no baste un lavado con agua sola para eliminarlos totalmente. Se puede utilizar un jabón suave, que sea seguro para su empleo en superficies pintadas.

Después del lavado, aclare a fondo el vehículo con agua templada o fría. No deje que el jabón se seque sobre el acabado.

PRECAUCIÓN adelante.

  • No utilice jabones agresivos, detergentes químicos ni agua caliente, y no lave el vehículo bajo la luz directa del sol o cuando la carrocería esté caliente.
  • No utilice agua a alta presión cerca de las ventanillas para lavarlas. El agua podría entrar por las ventanillas y humedecer el interior.
  • Para evitar daños en las piezas plásticas y las lamparas, no limpie con disolventes químicos o detergentes fuertes.

ADVERTENCIA - Frenos húmedos

Después de lavar el vehículo, compruebe el funcionamiento de los frenos mientras circula lentamente para ver si se han visto afectados por el agua. Si se ha reducido su eficacia, séquelos accionándolos suavemente mientras circula lentamente hacia adelante.

Lavado a presión

  • Al usar dispositivos de lavado a presión, asegúrese de mantenerse a suficiente distancia del vehículo. Una distancia insuficiente o presión excesiva pueden causar daños en los componentes o penetración de agua.
  • No pulverice la cámara, los sensores ni la zona alrededor de los mismos directamente con un dispositivo de lavado a presión. El efecto del agua a presión puede causar fallos de operación del dispositivo.
  • No acerque la punta de la boquilla a las fundas (cubiertas de goma o plástico) ni a los conectores, ya que podrían dañarse si entran en contacto con el agua a presión.

Kia Forte. Cuidado del exterior

PRECAUCIÓN

  • La entrada de agua al limpiar el compartimento del motor o la alta presión del agua durante el lavado puede provocar un fallo del circuito eléctrico ubicado en el compartimento del motor.
  • No deje nunca que el agua u otros líquidos entren en contacto con componentes eléctricos o electrónicos del interior del vehículo, ya que podrían dañarse.

Encerado

Encere el vehículo cuando ya no queden gotas de agua sobre la pintura.

Debe siempre lavar y secar el coche antes de encerarlo. Utilice una cera en pasta o en líquido de buena calidad y siga las instrucciones del fabricante.

Encere todos los adornos metálicos para protegerlos y conservar su brillo.

La eliminación de aceite, alquitrán y otras materias similares con un quitamanchas suele hacer desaparecer la cera del acabado. Asegúrese de volver a encerar esas zonas, incluso si el resto del vehículo no necesita todavía ser encerado.

PRECAUCIÓN

  • Si se quita el polvo o la suciedad de la carrocería con un paño seco, puede arañarse el acabado.
  • No utilice en las partes cromadas o de aluminio anodizado estropajos metálicos, limpiadores abrasivos, detergentes ácidos o detergentes fuertes que contengan agentes alcalinos o agresivos. Se pueden ocasionar daños en su capa de protección y producir decoloración o deterioro de la pintura.

Reparación de daños en el acabado

Los arañazos profundos o los desconchones producidos por piedras en las superficies pintadas deben ser reparados tan pronto como sea posible.

El metal que quede al aire se corroerá rápidamente y puede acarrear mayores gastos de reparación.

ATENCIÓN

Si el vehículo tuviera daños y precisara alguna reparación de chapa, asegúrese de que el taller aplica materiales anticorrosión en las zonas reparadas o sustituidas.

Mantenimiento de los elementos metálicos descubiertos

  • Para eliminar el alquitrán y los insectos, utilice un producto que quite el alquitrán, nunca un rascador ni ningún objeto afilado.
  • Para proteger contra la corrosión las superficies de las partes metálicas descubiertas, aplique una capa de cera o de protector de superficies cromadas y frote hasta conseguir un alto brillo.
  • En invierno o en las zonas costeras, cubra las partes metálicas descubiertas con una buena capa de cera o protector. En caso necesario, cubra esas zonas con vaselina no corrosiva u otra mezcla protectora.

Mantenimiento de los bajos

Las materias corrosivas que se utilizan para eliminar la nieve y controlar el polvo de las carreteras puede acumularse en los bajos del coche. Si no se retiran esos productos, puede producirse una corrosión rápida de los componentes que se encuentran en la parte inferior de la carrocería, tales como las conducciones de combustible, el chasis, la chapa del piso y el sistema de escape, incluso si están tratados con protección contra la corrosión.

Lave a fondo los bajos del vehículo y los alojamientos de las ruedas con agua templada o fría una vez al mes, cuando haya circulado fuera de carreteras y al final del invierno. Preste especial atención a esas zonas porque es difícil descubrir todo el barro y suciedad. Aún es peor mojar toda la suciedad sin eliminarla. Los bordes inferiores de las puertas, los paneles de los estribos y los elementos del chasis llevan orificios de desagüe que no debe permitirse que se obstruyan con suciedad; el agua que quede retenida en esos puntos puede producir corrosión.

ADVERTENCIA

Después de lavar el vehículo, compruebe el funcionamiento de los frenos mientras circula lentamente para ver si se han visto afectados por el agua. Si se ha reducido su eficacia, séquelos accionándolos suavemente mientras circula lentamente hacia adelante.

Mantenimiento de la rueda de aluminio

Las ruedas de aluminio están revestidas por un acabado protector transparente.

  • No emplee ningún limpiador abrasivo, lustrados, disolvente o cepillo de alambre sobre el aluminio de las ruedas. Podrían arañar o estropear el acabado.
  • Limpie la rueda cuando se haya enfriado.
  • Utilice únicamente un jabón suave o un detergente neutro, y aclare a fondo con agua. Asegúrese también de limpiar las ruedas después de circular sobre carreteras salinas. Esto ayuda a prevenir la corrosión.
  • Evite el lavado de las ruedas con cepillos de lavado de coches de alta velocidad.
  • No utilice detergentes alcalinos ni ácidos. Podrían dañar y corroer el aluminio de las ruedas revestido por el protector transparente.

Protección contra la corrosión

Protección del vehículo contra la corrosión

Como utilizamos los diseños y la fabricación más avanzados para combatir la corrosión, producimos coches de la mejor calidad. No obstante, esto es sólo una parte de la tarea. Para conseguir la resistencia a largo plazo contra la corrosión que puede alcanzarse con el vehículo, necesitamos además la cooperación y ayuda del usuario.

Causas usuales de la corrosión

Las causas más corrientes de la corrosión de los coches son:

  • La sal, la suciedad y la humedad de la carretera que se deja acumular bajo el coche.
  • La desaparición de la pintura o de las capas protectoras producida por piedras, gravilla, roces o raspaduras y abolladuras ligeras que dejan el metal sin protección y expuesto a la corrosión.

Zonas de alta corrosión

Si vive en una zona donde el coche esté usualmente expuesto a materias corrosivas, es especialmente importante proporcionar una buena protección.

Algunas de las causas usuales de una rápida corrosión son la sal de las carreteras, los productos químicos aplicados para eliminar el polvo, la contaminación industrial o de un ambiente salino.

La humedad favorece la corrosión

La humedad crea las condiciones en las que es más probable que se produzca la corrosión. Así, la humedad elevada acelera la corrosión, especialmente cuando la temperatura está justo por encima del punto de congelación. En esas condiciones, las materias corrosivas permanecen en contacto con las superficies del coche gracias a que la humedad se evapora lentamente.

El barro es especialmente corrosivo porque tarda en secarse y mantiene la humedad en contacto con el vehículo.

Aunque parezca que se seca, el barro puede retener la humedad y favorecer la corrosión.

Las temperaturas elevadas también pueden favorecer la corrosión de aquellas partes que no estén adecuadamente ventiladas para que se elimine la humedad. Por todas estas razones, es especialmente importante mantener el coche limpio y sin barro ni acumulaciones de otras materias. Esto se aplica, no sólo a las superficies vistas, sino en particular a los bajos de coche.

Para ayudar a prevenir la corrosión

Puede ayudar a impedir que se inicie la corrosión teniendo en cuenta lo siguiente:

Mantenga el coche limpio

La mejor forma de impedir la corrosión es mantener el coche limpio y libre de materias corrosivas. Es especialmente importante la atención a los bajos del coche.

  • Si vive en una zona de alta corrosión - donde se utilice sal en las carreteras, cerca de zonas marinas, zonas con contaminación industrial, lluvia ácida, etc.-, debe tener especial cuidado para impedir la corrosión. En invierno, lave la parte inferior del coche al menos una vez al mes y asegúrese de limpiar a fondo los bajos cuando pase el invierno.
  • Cuando limpie los bajos del coche, preste especial atención a los componentes que se encuentran bajo los guardabarros y otras zonas que están ocultas a la vista. Haga un trabajo completo; contentarse con mojar el barro acumulado en vez de eliminarlo acelerará la corrosión en vez de impedirla. Para eliminar el barro y las materias corrosivas acumuladas es especialmente eficaz el empleo de agua a presión y vapor.
  • Cuando limpie los paneles inferiores de las puertas, los paneles de los estribos y los elementos del chasis, asegúrese de que no se obturan los orificios de desagüe para que pueda salir la humedad y no se queda estancada en el interior, lo que aceleraría la corrosión.

Mantenga seco el garaje

No aparque el coche en un garaje húmedo y mal ventilado. Esto constituye un ambiente favorable para la corrosión.

Esto es particularmente cierto si lava el coche en el garaje o lo guarda en él cuando todavía está húmedo o cubierto de nieve, hielo o barro. Incluso un garaje con calefacción puede contribuir a la corrosión, a menos que esté bien ventilado para que se elimine la humedad.

Mantenga en buen estado la pintura y los adornos

Las grietas y los desconchones en el acabado deben taparse con pintura de retoque tan pronto como sea posible para reducir la posibilidad de corrosión.

Si queda el metal al descubierto, se recomienda la asistencia de un taller cualificado de chapa y pintura.

Deyecciones de los pájaros Las deyecciones de los pájaros son muy corrosivas y pueden dañar las superficies pintadas en unas pocas horas. Elimínelas tan pronto como pueda.

No olvide el interior

La humedad puede acumularse bajo las alfombrillas y la moqueta y producir corrosión. Compruebe periódicamente debajo las alfombrillas para ver si está seco. Tenga mucho cuidado si transporta fertilizantes, productos químicos o de limpieza.

Solamente se pueden llevar estos productos en recipientes adecuados y se deben limpiar los vertidos o fugas, enjuagar con agua limpia y secar a fondo.

Cuidado del interior

Precauciones generales en el interior

Evite que productos químicos como perfume, aceite cosmético, crema solar, jabón de manos y ambientador entren en contacto con las piezas interiores, ya que podrían causar desperfectos o descoloración. Si entran en contacto con las piezas interiores, límpielas en seguida.

PRECAUCIÓN

No deje nunca que el agua u otros líquidos entren en contacto con componentes eléctricos o electrónicos del interior del vehículo, ya que podrían dañarse.

PRECAUCIÓN

Al limpiar productor se cuero (volante, asientos, etc.), utilice un detergente neutro o soluciones que contengan poco alcohol. Si utiliza soluciones con un alto nivel de alcochol o detergentes ácidos/alcalinos, el color del cuero podría desaparecer o la superficie podría romperse.

Limpieza de la tapicería y el terminado interior

Vinilo

Quite del vinilo el polvo y la suciedad suelta con una escobilla o un aspirador.

Limpie las superficies de vinilo con un limpiador de vinilo.

Tejidos

Quite el polvo y la suciedad suelta de los tejidos con una escobilla o un aspirador.

Límpielos con una solución de jabón suave recomendado para tapicerías o alfombras. Quite inmediatamente las manchas recientes con un quitamanchas para tapicería. Si las manchas recientes no reciben atención inmediata, la tela puede decolorarse y sus colores verse afectados. También pueden verse reducidas sus propiedades ignífugas si no se cuida el material adecuadamente.

PRECAUCIÓN

La utilización de otros limpiadores o procedimientos distintos de los indicados puede perjudicar el aspecto y las propiedades ignífugas de la tapicería.

Limpieza de los cinturones de seguridad

Limpie el tejido de los cinturones con una solución jabonosa de las que se recomiendan para limpieza de tapicerías o alfombras. Siga las instrucciones que acompañan al jabón. No aplique lejía ni vuelva a teñir el tejido, porque podría debilitarse.

Limpieza del interior de las lunas

Si se empañan las superficies interiores de las lunas (es decir que se cubren de una película de aceite, grasa o cera), se deben limpiar con un limpiador de cristales. Siga las indicaciones que aparecen en el recipiente del limpiador.

PRECAUCIÓN

No raspe ni arañe el interior de la luneta trasera. Puede ocasionar daños en la retícula antivaho.

    LEER SIGUIENTE:

     Sistema de control de emisiones

    El sistema de control de emisiones del vehículo está cubierto por una garantía escrita limitada. Compruebe la información de garantía incluida en los manuales de Garantía y Mantenimiento de su

     Características técnicas y Información para el consumidor

    Motor Dimensiones Potencia de las bombillas * : opcional Pesos y volumen M/T : Cambio manual A/T : Cambio automático DCT : Transmisión de embrague doble Neumáticos y llantas *1 : Solo p

     Honda Civic

    El Honda Civic es uno de los modelos más populares del fabricante japonés. Desde la primera generación, aparecida en los años setenta, este automóvil compacto se ha

    VER MAS:

     Kia Forte. Aceite del motor

    Compruebe el nivel del aceite del motor 1.Asegúrese de colocar el vehículo sobre un suelo horizontal. 2.Ponga en marcha el motor y deje que alcance la temperatura de funcionamiento normal. 3.Pare el motor y espere unos minutos (por 5 minutos) para que el aceite vuelva al cárter. 4. Extraiga l

     Toyota Auris. Conducción del vehículo

    Para garantizar la seguridad en la conducción se deberán seguir los procedimientos que se detallan a continuación: Conducción 1. Coloque la posición del cambio en D mientras pisa el pedal del freno. 2. Libere el freno de estacionamiento. 3. Suelte gradualmente el pedal del freno y pise suaveme

    Manuales para autos


    Nuevo | Top | Mapa del sitio | Buscar | © 2020-2022 www.cmanes.net 0.0056